Calamares fritos

Calamares fritos

Nos gustaría darte a conocer nuestra receta de elaboración de los calamares fritos, pero no podemos, porque, al igual que la Coca-Cola, nuestros calamares fritos tienen una fórmula secreta que debemos mantener reservada al menos 40 años más.
Tiempo de preparación 25 min
Tiempo de cocción 4 min
Plato Aperitivo, Plato principal
Raciones 4

Ingredientes
  

  • 750 g Calamares
  • 100 g Harina
  • Leche suficiente, según recipiente utilizado
  • Aceite necesario para freir, según tipo de sartén o freidora

Elaboración paso a paso
 

  • Limpiamos los calamares. Presionamos con los dedos la zona donde se encuentran los cartílagos y tiramos. Quitamos la pluma y las aletas. Damos la vuelta al calamar  y lo limpiamos con agua.
  • Cortamos los calamares troceándolos al gusto. Echamos leche en el recipiente en donde hemos colocado los calamares limpios hasta que queden cubiertos y esperamos unos 15 minutos. Los escurrimos bien y los secamos con papel de cocina.
  • Salamos con un poquito de sal, no mucha, porque el calamar ya tiene un salado natural y los removemos.
  • En un plato ponemos harina y vamos echando los calamares poco a poco, moviéndolos para que cojan la harina justa. Los pasamos por el tamizador para quitarle el exceso de harina.
  • En una sartén con abundante aceite echamos los calamares cuando la temperatura del aceite esté a 180°. Si los calamares flotan en la superficie, sin hundirse, es señal de que el aceite está a la temperatura adecuada.
  • Freímos entre 4-6 minutos, según el tamaño de los calamares. hasta que estén ligeramente dorados. Sacamos y escurrimos el exceso de aceite en papel de cocina

Notas

Características
El calamar común, de nombre científico Loligo vulgaris. es un molusco cefalópodo, perteneciente a la subclase de los dibranquiales, y al orden de los decápodos, posee diez brazos o tentáculos, provistos de ventosas, dos de ellos más largos, que emplea para capturar a sus presas.
Alérgenos
Los alérgenos característicos de los calamares fritos son los moluscos y los cereales con gluten. Pueden contener trazas de crustáceos y de pescado.