Pulpo A Feira

Características

El pulpo á feira es un plato tradicional de Galicia y básico en su gastronomía,​ aunque su consumo se ha generalizado por toda España.

Se trata de un plato festivo, elaborado con pulpo cocido entero (generalmente en ollas de cobre) que está presente en las fiestas, ferias y romerías de Galicia, de ahí su nombre “á feira”.

El plato consiste en pulpo limpio de vísceras que es cocido entero (preferiblemente en olla de cobre).

Con el objeto de ablandar su carne, a veces es congelado unos días antes, otras es golpeado varias veces contra una superficie.

Por regla general, el “cocido” del pulpo se hace tres veces, es decir, se introduce en agua hirviendo durante escasos segundos y se saca, así tres veces.​ A esta técnica se la denomina “asustar” y ayuda a que conserve su piel una vez que esté cocido. Luego se deja cocinar en el agua hirviendo durante una cantidad de tiempo determinada según el origen del pulpo y su peso.

Tras la cocción es cortado a tijera en rodajas de un centímetro de grosor aproximadamente.

Es frecuente servirlo en platos redondos de madera y rociarlo, usando una alcuza, con abundante aceite de oliva, pimentón, dulce o picante pero nunca ahumado, y se vierten sobre él algunos granos de sal gorda. En algunas ocasiones, también se acompaña de patatas cocidas.

Es costumbre, también, comerlo utilizando palillos a modo de tenedor.

Alérgenos

El pulpo tiene los alérgenos propios de los moluscos.

¡Importante!

A este plato se le espolvorea pimentón. Dado que el pimentón es una especia, puede contener productos químicos para preservarlo, mejorar su sabor o color. Si eres alérgico al pimentón, pero no a los pimientos frescos, en realidad puedes ser alérgico a alguno de los aditivos del pimentón. Las mezclas de especias a veces contienen conservantes como sulfitos, ácido benzoico o nitratos, que pueden causar alergias en algunas personas.